Wednesday, January 24, 2007

La sorprendente y triste llamada del toro encabristao
Por Juan Manuel Carrillo " Cheo"


Después de una guardia ardua … de tanto loco suelto … atrás había quedado la vieja encuera de 80 kilos encuera, tenis y mediecitas con bolitas que con cara de descolocada y perseguida por el pisiquiatra (porque la p no suena… o bueno suena pero no se pronuncia ;-)), que se acerca y pregunta: “que tengo que hacer pa' que un medico me atienda….” Atrás también quedó la cagada en abanico... bueno eso es harina de otro cuento.

La verdad es que me disponía descansar... acostarme y quedar privao hasta el día siguiente, cuando de repente suena mi móvil .. ..

- Nojoda quien será ahora, no tengo ganas de hablá con nadie.. no lo voy a cojé… pero, y si es algo importante , bueno cojamoslo.

- Aloooo? al otro lado escucho una voz de susto entre sollozos y sonido de gotas callendo... me imagino que serían los lagrimones

- “hey me hicieron la judia .. estoy en Sevilla y no tengo donde quedarme … ¿que hago? me vuelvo loco y encima tengo el corazón vuelto na... ¿que hago...? dice la voz sollosante

“¿Que vas a hacer? ¡vente pa mi casa nojoda!”, contesto yo ..

Y así me tocó tirá pa la estación de bus a esa hora, con los ojos como puñalá en bollo de yuca. Con los pies arrastrando.. pero así me fui …

Estoy llegando cuando de repente veo un espectro .. flaco, ojeroso, cansado y sin ilusiones, entonces me recordó la cancion de Y Ese toro enamorao de la luna ..

Si ahí estaba con los cuernos astillaos, es que el pobre man viajó con un costal de ilusiones entrompariles, ya se imaginaba el idilio por las calles sevillanas, paseando en coches de caballos por la cartuja, abrazaditos, dandole besitos en los rincones del casco antiguo…

Pero el man no contó con las artes de tauromaquia de la susodicha quien le hizo un pase de pecho que ni siquiera el propio manolete lo hubiera hecho con tanta maestria, y allá va... con toda la frente contra el burladero .. y así quedo maltrecho con los cuernos astillaos y embistiendo contra el viento...

Pero le vino bien, porque se pasó unos buenos dias en una ciudad que no tenía la idea de visitar, y descubrio que no se puede andá de Jopo Loco… creyendo que las mariposas pean …

Pero con todo y eso la vida nos hizo entende que no toda distancia es ausencia , ni todo silencio olvido... y que por mas lejos que estemos la hermandad copera continua aunque nos astillen los cuernos.

2 comments:

Carlos Mario S M said...

Nojoda, el hijuep me hizo reir.

Carlos Mario S M said...

y hoy otra vez.